Entradas

Leonora a través del espejo

Imagen
Leonora Carrington. Memorias de Abajo(Alpha Decay)

“Más tarde, alcanzada la plena lucidez, iría a Abajo en calidad de tercera persona de la Trinidad. Creía que, por acción del sol, era andrógina, la Luna, El Espíritu Santo, una gitana, una acróbata, Leonora Carrington, y mujer.”

¿Puede entenderse el surrealismo sin Leonora Carrington? Memorias de Abajo (Down Below, 1943) es el recuerdo del momento quizás más surrealista de la fascinante vida de esta artista, nunca suficientemente reconocida. Hay un surrealismo femenino que no figura en los libros de arte, ni apenas en los museos, ni en la historia de la literatura. En este surrealismo olvidado, ignorado, el de Dora Maar, Remedios Varo, Leonor Fini, Maruja Mallo y tantas otras, las artistas rompedoras, mujeres de vanguardia, ofrecen transgresión desde lo íntimo, desde vivencias personales concretas, reivindicándose como tema y no como inspiración para nadie ni como objeto de deseo. Rememorando un periodo traumático de su vida, Leonora C…

Cáncer

Imagen
María Hernández Martí y Javi de Castro. Que no, que no me muero (modernito books)
Si buscan serenidad, rollo zen y buenos sentimientos, aquí no es.
A Lupe, una mujer con poca paciencia y sin pelos en la lengua le diagnostican cáncer de mama. Que no, que no me muero es una crónica, en forma de cómic y con altas dosis de cabreo y sarcasmo, de todo el proceso personal y médico hasta su curación y de cómo la vida pasa mientras tanto.
A través de breves episodios cotidianos organizados por orden alfabético (C, cirugía; D, dificultades; E, estrógenos; G, Gloria), Lupe nos ofrece, con mucho sentido del humor, vivencias del tratamiento de su cáncer y de las reacciones de gente de su entorno a la enfermedad y a, entre otras cosas, su cabeza calva.
Una gran parte de estos episodios son descripciones en primera persona de las innumerables consecuencias de la quimioterapia y la medicación hormonal en su cuerpo: la cirugía, la menopausia a los 38 años, los sofocos, el insomnio, la cabeza y las cejas…

Cuerpo jaula

Imagen
Roxane Gay. Hambre
"Hay un antes y un después. Antes de ganar peso. Después de ganar peso. Antes de que me violaran. Después de que me violaran.”
Hambre es un relato autobiográfico de la gordura, una historia de obesidad. Es la memoria de un cuerpo que la autora considera una jaula creada por ella misma y de la que lleva veinte años intentando escapar.
En el cuerpo de Roxane Gay caben todas las miserias que sufren las mujeres, el desprecio, el acoso, la violencia sexual, el dolor, la culpa, el miedo.
Señala la violación en grupo que sufrió con doce años como la causa de su evolución a partir de entonces como adolescente, y después como adulta, hundida en el autodesprecio y la humillación y aferrada al silencio sobre ese acontecimiento como único medio de sobrellevar el asco y la culpabilidad.
El título del libro es sencillo y contundente. “Hambre” significa desamparo, soledad, vacío. La obesidad llega como resultado de una necesidad imperiosa de protegerse del dolor, de encontrar algo…

Clara Campoamor, bendita feminazi

Imagen
Clara Campoamor. El voto femenino y yo. Mi pecado mortal
“El voto femenino fue, a partir de 1933, la lejía de mejor marca para lavar torpezas políticas varoniles . Si pasados por ella, los políticos no han quedado más resplandecientes e impolutos, culpa será del tejido.”

Clara Campoamor encaró en solitario una lucha de años en defensa del derecho de las mujeres a votar, de la igualdad de los sexos en el matrimonio , la legalización del divorcio y de la eliminación de las distinciones jurídicas entre hijos legítimos e ilegítimos. 


El voto femenino y yo. Mi pecado mortal, publicado en julio de 1936, son sus memorias de aquel momento histórico. Recuerda en su relato cómo un parlamentario llegó a afirmar que legalizar el divorcio era “convertir en ley el histerismo”.
No existía entonces el insulto ahora tan popularizado contra cualquier feminista que exprese abiertamente sus ideas acerca de las desigualdades que perjudican a las mujeres. Pero de haber existido, Clara Campoamor habría sido una…

Motivos para ser normal

Imagen
Jeanette Winterson. ¿Por qué ser feliz cuando puedes ser normal?
La adopción es estar fuera. Pones en acción lo que se siente al ser la que no forma parte de algo. Y actúas intentando hacer a los otros lo que te han hecho a ti. Es imposible creer que alguien te quiera por lo que eres.”
La chocante frase que da título al libro fue la respuesta que la autora recibió de su madre cuando le explicó que estaba enamorada de otra chica. Estas memorias de Jeanette Winterson son un ejercicio de reflexión sobre su infancia y especialmente sobre su madre adoptiva a la que se refiere como Sra. Winterson.
Describe una infancia de abandono afectivo por parte de los padres que la adoptaron: una madre emocionalmente inestable que le da un apego ambiguo que fluctúa entre el desprecio y la indiferencia y un padre ausente que mira para otro lado, que no interviene y por tanto cómplice del maltrato a la hija.
“Necesitaba palabras porque las familias infelices son un pacto de silencio. Quien rompa el silenc…

6 preciosos libros feministas para regalar

Imagen
Qué feliz noticia que proliferen últimamente libros que rescatan figuras femeninas del pasado que cayeron (o las dejaron caer) en el olvido y también mujeres actuales destacables por su labor.
Son libros que recopilan biografías de mujeres dando gran protagonismo a las ilustraciones y editados con esmero (algunos de ellos a través de financiación colectiva o crowdfounding).
Aquí algunas sugerencias para diferentes edades y gustos:



Colección Pequeña & Grande(Alba Editorial) de Maria Isabel Sánchez Vergara y diferentes ilustradoras para cada volumen. Para edades entre 6 y 8 años.
En formato cuento, cada volumen es una biografía narrada de manera muy atractiva. Algunas de las protagonistas: Ella Fitzerald, Ada Lovelace, Frida Kalho, Gloria Fuertes o Marie Curie entre otras.
La pequeña Marie se había hecho una promesa: de mayor sería científica antes que princesa.”





Colección Miranda(Edelvives) de Itziar y Jorge Miranda e ilustraciones de Thilopía. Para edades entre 7 y 10 años.

En cada vol…

Si me dejas, te mato, si te quedas, también

Imagen
Amparo Sánchez, La niña y el lobo
Este libro es un humilde ejercicio de memoria sentimental y sincera.”
Todavía ahora que la violencia contra las mujeres se ha hecho más visible, todavía ahora que la llamamos violencia machista o violencia de género y se reconoce como tal y se registran las cifras de denuncias y asesinatos, todavía ahora hay una tendencia a juzgar a la mujer, a preguntarse por qué aguanta esa tortura durante años, cómo es que no se va, por qué no denuncia…
Amparo Sánchez nos cuenta en La niña y el lobo su propia historia de maltrato desde los 14 a los 24 años en un tiempo en que apenas se hablaba del asunto, en que no se reconocía como epidemia, un tiempo en que los asesinatos de mujeres perpetrados por sus maridos o parejas aparecían, si acaso, en la sección de sucesos nombrados como crímenes pasionales.
Reescribiendo el diario de lo que vivió, Amparo, la niña, la madre adolescente, la joven increíblemente fuerte que sueña con dedicarse a lo que le apasiona, la música,…

Dios era blanco

Imagen
Maya Angelou. Yo sé por qué canta el pájaro enjaulado

Oh, poetas negros conocidos y desconocidos, ¿con qué frecuencia nos han sostenido vuestros sufrimientos vendidos en subasta pública? ¿Quién calculará las noches en que vuestras canciones nos hicieron sentir menos solos o vuestros cuentos hicieron parecer menos trágicas las ollas vacías?

Qué difícil imaginar lo que debe de ser criarse siendo negra en una pequeña localidad sureña de Estados Unidos en los años 30, en una comunidad con una absoluta segregación racial y respirando cotidianamente la discriminación y el desprecio descarado y autocomplaciente de los blancos.
La gente de Stamps solía decir que en nuestro pueblo los blancos tenían tantos prejuicios que un negro no podía comprarse un helado de vainilla, excepto el día 4 de julio. Los demás días, tenía que contentarse con los de chocolate.”
Naturalmente, sabía que también Dios era blanco, pero nadie podía haberme hecho creer que tuviese prejuicios.”
Yo sé por qué canta el páj…

Sorda y ciega pero no muda

Imagen
Helen Keller. La historia de mi vida

Poco a poco me acostumbré a la oscuridad y el silencio que me envolvían y acabé por olvidar que no siempre había sido así, hasta el día que vino a instalarse junto a mí la que había de devolverme la vida del espíritu: mi maestra”
Las personas con discapacidad conocen bien la discriminación, la soledad, los desprecios, el silencio. Si esa discapacidad se da en una mujer, las injusticias se multiplican.
A veces ocurren milagros. Helen Keller perdió completamente la vista y el oído con 19 meses de edad. Años después, a los 6 años, gracias a una maestra que comenzó a educarla, adquirió el lenguaje y pudo comenzar a salir de su aislamiento.
No tardé en sentir la necesidad de comunicarme con los demás y comencé a explicarme por medio de una mímica muy sencilla; decía y no con la cabeza; tiraba para decir ven y empujaba para decir vete.”
Debido a la película The miracle worker (El milagro de Ann Sullivan) es célebre el momento en que tomó conciencia de…