Una nigeriana americanah


Chimamanda N. Adichie. Americanah


Nigeria se convirtió en el lugar donde debía estar, el único sitio donde podía hundir sus raíces sin el incesante anhelo de arrancarlas y sacudirse la tierra.”


La última novela de Chimamanda Adichie, la célebre autora de los ensayos Todos deberíamos ser feministas y Querida Ijeawele (como educar en el feminismo), es una historia de amor y de intercambio y desencuentros entre culturas, la nigeriana y la norteamericana.

Es brillante la manera en que los personajes trasmiten la prepotencia blanca, la hipocresía de las sociedades más ricas y acomodadas, los dramas de la inmigración, el racismo, las desigualdades, el machismo. Me ha gustado especialmente la reflexión y el análisis crítico de los estereotipos estéticos sobre las mujeres, el color de la piel, el pelo liso y rizado, la delgadez y la gordura. Chimamanda Adichie consigue, a través de estos aspectos supuestamente banales o superficiales de la apariencia estética de las personas (especialmente las mujeres), profundizar en prejuicios fuertemente arraigados en occidente sobre la belleza.

Tiene muchas similitudes con el libro The abandoned baobab de la escritora senegalesa Ken Bugul en el que la protagonista se descubre a sí misma como “negra” al llegar a Europa y en donde los piropos que recibe sobre la perfección de su piel contrastan con las tiendas de pelucas (para negras) y el trato como mujer-objeto y el racismo que recibe. En Americanah, la protagonista escribe en su blog: “Queridos negros no estadounidenses, cuando tomáis la decisión de venir a Estados Unidos, os convertís en negros.”

Adichie retrata duramente las miserias de Estados Unidos, las diferencias de clase y de raza, lo chirriante del contraste entre el discurso cultural oficial (“todos somos iguales”, “la nación diversa”) y la realidad de las desigualdades sangrantes y la arrogancia de los norteamericanos (hace especial hincapié en las diferencias entre los africanos no estadounidenses y los afroamericanos).

Y retrata también las contradicciones y miserias africanas: las actitudes de nuevos ricos de las clases medias y altas nigerianas, el conformismo con la corrupción y la burocracia enajenantes, las terribles desigualdades de clase y de género….no deja títere con cabeza.

Todo ello a través de situaciones muy cotidianas, con una prosa fresca, con gran sentido del humor, alegre y punzante a la vez, con talante crítico y autocrítico y con un ritmo narrativo muy atractivo.

Excelente novela para adentrarse en otras visiones del mundo y de nuestra cultura: desde los ojos (y el cuerpo) de una mujer nigeriana de clase media, desde los ojos de un joven nigeriano, desde los ojos de inmigrantes africanos en Inglaterra y Estados Unidos con diferentes grados de miseria o éxito. Un hallazgo.

Chimamanda N. Adichie es una escritora nigeriana nacida en 1977. otras novelas suyas son La flor púrpura y Medio sol amarillo. Actualmente reside entre Nigeria y Estados Unidos donde imparte clases de literatura y escritura creativa. 




Comentarios

  1. Muchas gracias, Julia, por haber hecho que llegaran a mis manos los escritos de Chimamanda. Han removido en mí muchas cosas, sin ser negra ni nigeriana, me han hecho replantearme muchas cuestiones que no quiero reproducir como mujer, como hija, como madre, como compañera y, al mismo tiempo, me han ayudado a aclarar aquello que sí quiero transmitir de forma consciente. Seguiré, sin duda, tu blog porque es una ventana a esas voces de las mujeres olvidadas que tanta falta hace retomar hoy en día y darles el valor que se les ha negado por ser mujeres primeramente y no occidentales en segundo lugar. Gracias por acercarnos a ellas, por redescubrirlas, por darles luz, por revelarnos la importancia de su feminidad. Enhorabuena por el blog!.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias!! Me alegro de que te haya descubierto nuevas miradas, esa es mi intención. ¡Hasta pronto!

      Eliminar
  2. Maravilloso libro, y sin duda, maravillosa tu descripción y análisis, supongo que quien no lo haya leído ahora no podrá resistirse. Muchas gracias Julia por abrirnos este universo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Cristina, por tu apoyo entusiasta en esto y en todo. Y gracias por ayudarme a difundirlo. ¡Hasta pronto!

      Eliminar
  3. Como recoges en tu comentario, Chimamanda Adichie nos abre los ojos a un mundo visto desde la perspectiva de mujer, negra, emigrante...y lo hace con realismo y con una visión crítica.
    Me gusta esta autora. Me parece luminosa, por su visión poliédrica de la realidad, desde la perspectiva de mujer, y por su prosa fácil. Un libro muy recomendable.
    Lo primero que leí de ella fue su ensayo "Todos deberíamos ser feministas", del que recogí esta cita que dejo aquí: "La cultura no hace a la gente. La gente hace la cultura. Si es verdad que no forma parte de nuestra cultura el hecho de que las mujeres sean seres humanos de pleno derecho, entonces podemos y debemos cambiar nuestra cultura".
    Gracias por la información que nos proporcionas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Carmen, por tu comentario y por la cita que me parece muy acertada. ¡Hasta pronto!

      Eliminar
  4. Interesante reseña; invita a una reflexión profunda sobre los tópicos que tenemos acerca de la cultura africana en general, y sobre la mujer africana en particular. Curiosamente hoy también me han recomendado la conferencia de Chimamanda "El peligro de una sola historia", que mis alumnos de Literatura universal verán en clase en cuanto comience el curso. Un abrazo grande, Julia, es un placer y un lujo tenerte como compañera en el centro. María.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, esa conferencia es muy interesante, con su estilo sencillo y contundente. Gracias, María, para mí es un privilegio tener una compañera como tú. ¡Hasta pronto!

      Eliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

La danza o la vida

ESTE BLOG